lunes, 28 de marzo de 2016

29/04/16


Ciclo Expectativa cero 

“Visita guiada” 

 Marisol San Jorge 
 Eva Ana Finquesltein (Cornalito)

Taller de Marisol San Jorge  durante la muestra "Escondido al reves"


Esta instancia nace de un, otro, deseo experimental: que pasa si realizamos en una muestra de arte, una visita guiada a cargo de un demonio de Tasmania? Que un remolino de palabras, invenciones y ocurrencias nos guie, nos presente y nos introduzca a la muestra “Escondido al revés” de Marisol San Jorge. La encargada es Luli Galan Camps, una artista, escritora, performer y standapera que habita un universo paralelo. Esta es una versión trastocada de las formales visitas guiadas que conocemos en los museos. Una invitación a visitar o revisitar el taller de Marisol San Jorge y descubrir o redescubrir sus obras a través de la aventura que implica montarse en el verborrágico discurso de una guía que lejos de aclararnos las cosas nos dejara despeinados y confusos. Un viaje en una montaña rusa mientras la voz un tanto disonante de una azafata nos va develando obras, dibujos, objetos, mundos.

ESCONDIDO AL REVES

El taller de Marisol San Jorge es la opción del lugar propio. Donde manejar los propios tiempos con total libertad. Esta es una artista que durante largos periodos podemos encontrar encerrada produciendo. Desaparece de la escena, no le interesa estar activa en la escena del arte sino la calidad de la obra, profundizar requiere tiempo de concentración, entrar y bucear. Cosas y procesos se impregnan de tiempo, sin el apremio y la lógica del estar enganchado mostrando. Así un día como quien despierta, como quien abre la puerta de madrugada, nos devela un mundo pletórico de vida. Particularmente me recuerda a ciertas imágenes de mundo árabe: enormes construcciones que son áridos muros por fuera y por dentro frondosos y elaborados jardines, veladas mujeres cubiertas con mantos negros, debajo la piel y la carne respiran. Pero mas allá de imágenes mas o menos poéticas, es interesante conocer artistas limítrofes del sistema, conectados tan íntimamente con su producción, con el oído atento a sus propios procesos, siento que son casos que aportan salud y oxigeno, como árboles en la ciudad.

Repertorio: Indagación en las tres etapas de la vida, niñez, adultez y ancianidad. Los niños se encuentran en la etapa antes de que la cultura los absorba, cuando no distinguen lo que esta bien y lo que esta mal, etapa salvaje, traviesa, primitiva, el niño puede ser (mal) entendido como “malo”. En el adulto: trucos, artimañas, sensualidad también y en el anciano magia, misterio y humor. En el niño y el anciano estamos en el antes y después de tener proyectos, ambiciones, preocupaciones. La mirada del niño sobre la vida es intensa, esa mirada parece lo más semejante a la mirada de un artista. Marisol San Jorge juega con eso y trata de encontrar una frecuencia, un dato que conecte esos universos, que son físicos, matéricos, espirituales, develar el tráfico entre esos mundos, explorar ese espacio entre o ese flujo, ya que no es un espacio físico sino un flujo simbólico. También trata de desdramatizar su obra y encontrar el humor.

“Siempre tuve la sensación de que los objetos se burlan de nosotros. Nosotros sabemos algo de ellos pero estamos siempre tratando de descubrir. Trabajo sobre los objetos y sobre la sombra de los objetos, la sombra como una posibilidad de encontrar algún dato entre esos universos. En las actividades que uno realiza, en las cosas que uno oculta, en las propias sombras. Lo que uno conoce y no conocen otros, lo que uno hace y muestra, entre esas dos puntas y lo que fluye en el medio, lo que va y viene. Tratar de descubrir cual es la intención del objeto”. Piensa, desde la metafísica, que uno crea la materia. “Uno pone la intención y entonces nace ese objeto. ¿Y nosotros somos la intención de quien?”.

Otra indagación es la magia y los estados de conciencia. “Desearía ser una bruja y manejar el tiempo y la materia a mi antojo”. Como conocer esos mundos y como manipularlos, como manipular esa energía. En sus obras formas que parecen fantasmales, irradian y brillan con una luz latente y estática. Aparecen los magos: “el truco, todos sabemos lo que es un truco: es una trampa”. Marisol, la niña, reventaba luciérnagas y con el liquido brillante se frotaba-pintaba la cara y quedaba fosforescente por un rato. Mágica, cruel: niña.

Un dibujo que aparece y desaparece según donde te pongas, hundir un destornillador en un flan, dos explosiones y dos sapos, invisibles para el pelo y alfileres de gancho, el basto de la baraja, diamantes, tréboles y picas, una ondera, un cinto, un fuenton y una percha, un par de medias fuxias, un cuchillo, una figura geométrica, dos velas con forma de números, una tetera, una pollera, dos polleras, tres polleras, dos sombras con forma de números, un cumulo de estrellas de papel, una chinche, un helado, un tornillo, un globo rojo, un cucharon de sopa, una sopapa con ojos de espejo, dos bolas de billar con ojos de espejo, una budinera con ojos de espejo, espejos con ojos huecos, una cola de caballo, una tela rosada, cables rosados y alambres de cobre, figuras abstractas, cucarachas patas para arriba, dientes en hilera, sensaciones simplemente. Volcanes flotantes, corazones, cuchillos, trenzas de pelo y trenzas de cobre, las piernas sin cuerpo que mueven y trasladan cosas, “uno piensa que se mueve uno solo pero consigo mueve un montón de cosas en muchos universos, moverse no es solo caminar, moverse en mudar”. Malla metálica, sombra informe o globo desinflado, dos narices que olfatean o que emiten llamas o fluidos, las patas rojas de un ave, una rana con un corazón, alfiler de gancho, palos de amasar, cuchillo tramontina, vaso, copa, cuchilla, red, rombo. Un pato que se trago una sierra, figuras de tela colgadas del techo. Una garrafa con una manguera, un objeto para aspirar un gas que te convierte en elefante, ratón, gato perro, dueño o ladrón, aspiraciones mediante, con tono burlón, gato, perro, ladrón. “Siempre somos perseguidos por algo y siempre perseguimos algo”.

Pluto, Mickey, mas explosiones, abstracto amarillo, la palabra culo que es la cola de la Pantera Rosa, torneada en madera y quemada en la cocina de casa, “la parte mas divertida, quemar”. Técnica: enmascarar, aerosol, y tinta china, parecen digitales, parecen serigrafías. Discos dentados, cabellos sueltos, atados, trenzados, trabita para el pelo, invisibles otra vez. Lo que parecen ser cortezas, lo que parecen ser cuerdas o pentagramas, lo que parece ser una bolita de vidrio de esas para jugar a las bolitas, Un tender con correas de varios colores y tamaños para seres invisibles, de otro mundo, mutantes, amorfos. Para sacarlos a pasear, para que no muerdan tal vez, o para partes de uno también pueden ser, la fauna invisible, cuantas cosas invisibles, enmascarados, escondidos, cuantas cosas que aparecen o parecen ser.


SER SECUELA (Luli Galan Camps)

De que escribimos hoy no sé.

Escucho Amy Whinehouse, el día llovizna, esto no es Londres, hay pozos en la calle que me fracturan una y otra vez mis pies, hay troles, Mestres, tamses y coniferales.

No entro en la clásica de “es que en Londres esto no pasa” porque todo pasa en todos lados. Si voy a entrar en esto: o mejor dicho sé de qué voy a escribir: hoy el doctor en el control del dedo de la mano me dijo acerca de las secuelas de no operarme, y yo le dije (evitando ese “ginsu” llamado bisturí) doctor…… yo soy una secuela, mi vida y existencia es una secuela, y en lo personal reflexiono en que morfológicamente y en todos los aspectos de la vida somos secuela.

Ser secuela:

Me paro miro mi pie izquierdo, pum secuela de mala praxis.
Mis ojos, mis oídos, mi riñón, mi paladar, mi hablar, pum secuela de rubiola congénita.
Me disfrazo, me pongo la pierna al cuello, exploto en palabras, me rio, se ríen, me quieren, no me quieren, me quiero, pum… secuela de ser secuela.
El tema primordial es ser funcional, funcionar para una y listo. Y que no duela., evitando sueros y electrocutadas de todo tipo.
Todo deja secuelas, las físicas que suelen ser heridas de guerra y las secuelas de moda y estilo las cuales son aberraciones en las retinas. También las sociales, culturales, económicas, políticas, puffff… la humanidad en sí misma es una secuela.
Vamos a ejemplos…. (si la cámara me toma…)
Sol Aquino la ex de Tinelli con su flequillo araña es secuela de los 90.
Patricia palmer “en sí misma” es una secuela teatral.
Zapato negro con media blanca más que secuela de Michael Jackson es secuela de lo que es “formal” en el colegio y se hace horroroso en la adultez.
El pelo largo con colita baja en pelo pajoso de caballero es secuela de “quisiera seguir de 16”.
La tanga tiro alto y el culo pera secuela de Beatriz Salomón.
Las enfermedades por vía de transmisión sexual son secuelas de poco hablar del tema.
Los mediáticos televisivos son secuelas de choreos nacionales.
El culto al futbol es secuela de la transición del modelo estético del caballero al hombre.
Que Cleopatra sea “Cleopatra” es secuela de que no haya estado “en sus días” y tener el tamaño justo, (de lo que sea, nariz, pecho, materia gris, lenguaje, hablo de dosis perfecta en tiempo, espacio y encanto) para levantarse Julio Cesar y Marco Antonio.
Que Jesica Cirio este con un Isaurralde es secuela de años de electrodos en el traste de Jesica.
Tener instagram es secuela de un robo.
Tener motivos para escribir y comunicarme es secuela de correr el riesgo de no existir.
Tener tanto por expresar es secuela de haber vivido con tanta intensidad.
Tener a mis sobrinos más hermosos del mundo es secuela de las hormonas de mis hermanas.
Tener recuerdos de mi mama es secuela de que tuve la madre mas bella de mi mundo.
Recordar es secuela de saber.
Temer es secuela de amar.







Crónica

Visita guiada por la muestra “Escondido al revez” de Marisol San Jorge en su taller. Estaba programada una visita a cargo de Luli Galan Camps, quien debio ser reemplazada por Cornalito. Cornalito, un alter ego de quien escribe, se encargo de realizar un recorrido por la muestra ante los presentes congregados, deteniéndose ante cada grupo de obras para desplegar un elaborado discurso cuya única palabra era “banana”. Una lluvia de bananas arrecio en el taller. Aquí un extracto de lo dicho:


1 Banana banana banana, banana banana banana banana, banana banana banana banana banana banana banana, banana banana banana. ¡Banana banana banana banana banana banana banana banana!, banana, banana banana, banana banana banana banana, banana banana banana; banana banana banana banana, banana banana banana banana banana banana banana, banana banana banana. Banana banana banana banana banana, banana banana banana banana banana: banana.

.

Video



Video entrevista




EL PAIS DE LOS MARAVILLOS Cuentos de niños, para gente grande y peluda del arte / Catorceava entrega

En el comedor del mago Alicio una mesa redonda con un mantel blanco. Gato Inclinado duerme en el medio. Sueña que es una piedra lanzada sobre la quieta superficie de un lago. Se despierta y se va. Sobre la mesa se producen ondas concéntricas y el mantel se comporta como la superficie de un lago al que se ha arrojado una piedra. Las ondas continúan sucediéndose volteando tazas y teteras. Hasta que el blanco mantel se hunde sobre si mismo en el centro de la mesa y desaparece. Ahora el blanco mantel flota en el medio de los negros abismos oceánicos. Inmutable, nada lo mueve, estático, las criaturas abisales pasan de vez en cuando cerca de él y lo rozan, parece un fantasma, silencio, oscuridad y frio.

Alicio esta sentado contemplando las laderas de una montaña muy lejos de allí, kilómetros más arriba en la superficie del globo, en un atardecer caluroso lleno de chicharras estridentes. Hay un árbol negro y pelado, sus ramas parecen los huesos de un esqueleto fosilizado. Su follaje son cien grullas blancas que posadas en sus ramas se aprestan a afrontar la negra noche. Blancas como la nieve, son las flores y las hojas del árbol desnudo y se recortan resplandecientes sobre la oscura montaña y las penumbras de la noche que avanza.

Mientras tanto en el centro intangible del cosmos, una nube blanca se pasea por el medio del negro universo, no debiera estar allí, las nubes no tiene permiso de la física para habitar el cosmos pero allí esta, blanca como una hoja de papel, flotando entre planetas lejanos y soles y lunas, cometas y asteroides, derramando fina lluvia sobre la nada.
El blanco mantel en el abismo negro, la blanca nube en el negro universo, las blancas grullas en la negra noche sobre el negro árbol, resplandecen, brillan, inmanentes, estáticas, calladas. 
.
.  
.  
“El país de los Maravillos” es una serie de cuentos escritos por Eva Finquelstein a partir de la serie gráfica “Geometrías inestables” de Pablo Bofelli.

“Geometrías inestables” y “El país de los Maravillos” son producciones específicas para el ciclo Expectativa Cero de Galerías Efímeras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario