lunes, 28 de marzo de 2016

25/06/16


Ciclo Expectativa cero

“Hotel del Boulevard”
Tsuki: Susana Gamarra
Mao Zetun: Mauricio Cerbellera
Zalo Ten: Gonzalo Criado
Yuquito (invitada especial)

Hotel del Boulevard
.

El mundo siempre estuvo en medio de las cosas.
Un lugar posible.
Recuerdo que al pasar por ese tramo del Boulevard San Juan me detenía frente a la pequeña habitación vidriada. Miraba hacia adentro y elaboraba mentalmente una cantidad de teorías especulativas sobre su posible existencia. Parecía pertenecer a otro orden de las cosas. Un portal hacia otra dimension. Del otro lado, un escritorio, una silla, un jarrón con flores secas y un biombo chino cuyo diseño se compone por pequeñas figuritas, permanece allí aún: árboles, montañas flotantes, un volcán volador, un hombre sentado mirando unas piedras, un hombre arrastrando un carro, un hombre entre dos arboles ingrávidos a la tierra, un hombre con un abanico arrodillado, un hombre con kimono de pie, un kimono con un hombre leyendo manuscritos, una casita, una figura geométrica desplegable, dos mujeres cerca de un pino, una mujer junto a un arbusto. una paloma, una mujer con un abanico sobre un carro y una mujer con una alo en la cabeza que sostiene una bola entre sus manos. Afuera, pero al igual que ésta mujer dibujada, Tsuki sostiene en sus manos una pequeña cajita musical con una pequeña geisha que gira delante de un biombo de espejos protegida por una caja de plexiglás.
Juntos, la habitación -vidriera- del hotel y la cajita de música, configuran un paisaje fractal en una dimensión fractal -adentro/afuera-. Un fractal es un objeto geométrico cuya estructura básica, fragmentada o irregular, se repite a diferentes escalas. Como ese libro en la mesa de luz que tiene en la tapa la foto de la mesa de luz con un libro que tiene en la tapa... Si abrimos el libro conoceremos la historia de una mujer que padece un misterioso mal. Ella cree ser un edificio lleno de habitaciones donde deambula dentro de sí misma, mirándose en los espejos donde otras mujeres se miran. Y es una terraza por donde puede mirar tranquila el cielo, el lugar por el que se asoma una enorme figura que se inclina hacia ella -como un dios- para tomar un libro de la mesa de luz. O una versión reducida del gigante Atlas que sostiene el mundo sobre sus hombros, o la tortuga medieval que sostiene el globo sobre su caparazón o un estudiante de arquitectura que sostiene la maqueta de una casa en sus manos. También se puede observar en la historia de la pintura cómo algunas civilizaciones manifestaron a través de sus escalas el privilego a lo divino. En la egipcia, el tamaño estaba en relación directa con su divinidad. Así, el faraón y los sacerdotes abarcaron un rango intermedio entre simples mortales constructores de pirámides y dioses con cabeza de animales. La pintura occidental desde el renacimiento, en cambio, miró el mundo teniendo al hombre como centro, haciendo las cosas a su imagen y semejanza, pero en la pintura clásica japonesa todos los elementos tienen el mismo tamaño y flotan en un espacio sin horizonte, sin punto de fuga, desplegado todo a una mirada sin punto de vista privilegiado y repartido todo en forma regular, homogénea en un plano indiscriminado.
.
.
es una cajita musical el biombo son espejos
subasta de mercado libre por 40 pesos
y cuando suena va girando la japonesita
y se refracta en los vidrios de atrás
.
ya me da miedo que suene
me agarra esa cosa de que puede sonar de noche
me asesinara con una tierna sonrisa
.
como que se invierte el espacio del hotel
bien setentoso las dos cosas tmb
encontre la melodia que suena cuando se abre el cajon "plegaria de una virgen"
plegaria de una virgen o doncella me tira la traducción

.
Abro el video de la cancion:

Maiden's prayer 少女的祈禱 - 音樂盒 八音盒 Music Box 水晶音樂 Orgel Music
La imagen del video: una adolescente de animé, enormes ojos azules, largo pelo ondeando al viento, brisa de costado, petalos rosados volando, arboles rosados de fondo entre el verde y el azul de un prado, la muñequita sostiene un gran ramo de rosas y su pollera eterea. Aca y en la china ser una mujer de cajita musical es mas o menos el mismo tono de rosa. Porque el anime japonés hace enormes ojos redondos? Reniegan de la oblicua y sesgada mirada que les toco? Quieren ver el mundo con ojos occidentales? Tan enormes y redondos super ojos expresivos, brillantes.
.
Me envía dos fotogramas de la película Videodrome, me dice que están invertidas, se ve lo que parece un pene de chocolate vestido con un kimono y manos femeninas poniéndole un vestidito-kimono.
.
En la adolecencia, acostada en mi cuarto, tuve conciencia de los limites de mi cuerpo dibujados por la piel, y de los limites de mi habitación como una caja de zapatos, y de como todas estas cosas limitadas y de volúmenes tan netos se relacionaban con los volúmenes del espacio del mundo y el universo. Todo puesto en esta perspectiva y yo girando en la piel del planeta que giraba en el cosmos como una bailarina de caja musical. Me preguntaba como es que mi caja de zapatos y yo no salíamos despedidas de la tierra para flotar en el universo negro. En sueños me arrancaba la piel a jirones y la sicologa me hablaba de traspasar los limites.
.
Es llamativo pensar no poética sino físicamente el universo. Todo esta callendo. Los planetas, los satélites, como mi cuerpo, los cuerpos celestes caen, en una caída sin fin, todo en un equilibrio fluctuante, como las cajas de sapatos caen desde una pila geométrica, como los cuerpos caen. Pensar que el cuerpo humano cuando cae tiende a romperse porque es mas denso que otros cuerpos, un centímetro cubico de cuerpo humano es mas denso que el de un gato por ejemplo. Un cubo de cuerpo humano cae como un cubo de ladrillos y cemento sometidos a la gravedad. Pensar que hay un punto en los polos donde no pueden orbitar los satélites porque se caen, allí la gravedad presenta un agugero negro, es como la fóvea dentro del ojo, un punto donde no se ve nada, allí se pueden esconder las cosas que quieren escapar de nuestra mirada. El astronauta Scott Kelly ha pasado 340 días en gravedad cero a bordo de la Estación Espacial Internacional y el primer efecto visible que ha tenido sobre su cuerpo son los cinco centímetros que ha crecido.













.
.
.

.
.
.
.
EL PAIS DE LOS MARAVILLOS
Cuentos de niños, para gente grande y peluda del arte / Veinteava entrega
.
Soy una maravilla, habitante de Maravilla, donde si colocas al revés la puerta de tu casa los sueños se hacen realidad. Soñe que tenia los brazos invisibles, estaba acostada durmiendo y me despertaba, ponía mis manos delante de mis ojos pero no veía nada, movía las manos y los brazos delante de mi pero no había nada. Al despertar saque la puerta y la coloque al revez para poder acariciar tu rostro con manos invisibles. Quise ver como tu cara recibia mis caricias sin que mis manos entorpezcan la visión, la de tus ojos, la de tu piel, recibiendo el roce de mis manos. Cerras los ojos cuando paso por ahí, con esa cosa que llaman ternura. Quería ver tu mirada cuando cerras los ojos.
.
Con mis brazos invisibles levanto el salero solo para verlo volar, maravilla, el salero vuela, celebremos, el vuelo del salero. Lo pongo al revez, y que una lluvia de sal anuncie todas las desgracias, como los espejos rotos y los gatos negros, que llueva la sal voladora sobre todas las cosas de la casa, no importan las desgracias que se avecinan a cumplir todos los pronosticos, no importan.
.
Meto mis dedos entre tu pelo, tu pelo se mueve como si tuviera un viento particular, tu propio viento, que te sale de adentro del cerebro, te cierro los ojos cuando se abren, como si estuvieras muerto, te cierro los ojos con dedos invisibles, pongo los índices en la comisura de tus labios y extiendo una sonrisa de jocker, arriba, abajo, payasito triste, hechemos sal sobre esas heridas, con estas manos invisibles.
.
La puerta colocada al revez: el mundo de afuera quedo adentro de la casa, el interior de la casa quedo afuera, los vecinos se asoman desde el interior de los cajones, los cajones se arruinan bajo la lluvia y el sol. Mis manos desaparecidas levantan cosas para verlas levitar delante de los ojos como si fueran faquires sobre alfombras mágicas, haciendo avioncito van y vienen. La magia no es un oficio, es un estado del alma, el alma también quedo afuera, y también se agrieta sin protector solar porque no tiene piel. Como un cuerpo que se ha dado vuelta como un guante, lo interno ha quedado expuesto y esta exposición no resiste los rayos UV, ni los vientos ni las lluvias, ni los camiones de basura. Lo que se expone es la fragilidad. Los cactus bien lo saben, sus flores son las mas mariconas de todas, de petalos transparentes, delicados, un coso tan rotundamente lleno de espinas macho alfa, con esas florcitas contradictorias, que todo lo niegan, que todo lo niegan.
.
Alguien en el exterior pregunta ¿música?. Dedos ausentes ponen un viejo disco de pasta en un viejo mueble, de esos que se resquebrajan al sol sin brillo Blem, el disco gira y la pua se mueve para tocarlo por fin, igual que mis dedos te tocaron las mejillas y los parpados. Pero la música que suena es contemporánea, dalala lala, lalala, dalala lala, lalala.
.
Los dioses también soñaron que tenían los brazos invisibles, y al despertar sacaron las puertas de sus goznes y las pusieron al revez, todo lo que estaba afuera que era duro cemento quedo adentro que era fresco jardín. Asi los planetas se mueven, dedos-puas invisibles, girando, viejos discos de pasta arrojando música nueva.
.
.
“El país de los Maravillos” es una serie de cuentos escritos por Eva Finquelstein a partir de la serie gráfica “Geometrías inestables” de Pablo Bofelli.

“Geometrías inestables” y “El país de los Maravillos” son producciones específicas para el ciclo Expectativa Cero de Galerías Efímeras.
.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario